Mi manera de conocer y tomar conciencia del mundo empezó de manera casual en 1990 cuando las paredes de Barcelona empezaron a iluminarse con flores surgidas en la noche, esa revelación marcaría mi vida para siempre, ya que esa fue la puerta a un universo real de creación, crítica, sufrimiento y sueño, sin ser consciente de tal descubrimiento del cual no me percaté hasta muchos años más tarde.Fue en la facultad de bellas arte donde descubrí a Basquiat, Scharff y a uno de mis padres artísticos Keith Haring… Con todos ellos compartía mis referentes, es más ellos fueron los que me revelaron la cartografía por la cual poder transita., En ese momento fue cuando la pintura emanó de manera natural de mis manos pero de una manera amorfa, desequilibrada y confusa, sólo el conocimiento de mi propia realidad me hizo entender la infinidad de territorios en los que podría habitar.Tras la finalización del DEA tuve un periodo de inflexión que me llevaría a hacer algo que llegase al gran público Soberano; entonces hice un ejercicio de introspección y hallé las referencias que me permitían desarrollar mis inquietudes. Excepto mi “Mater” todas las generaciones de mi familia se han dedicado a la sastrería y uno de mis padres Keith Haring ya en los 80 hacía t-shirts con un claro mensaje crítico y comprometido como toda su obra. Esta interrelación entre estos dos conceptos fue la que me permitió habitar el espacio por el cual circulo y a su vez reinventar una tradición casi extinta, de hecho lo he tomado como la responsabilidad de perpetuar un vínculo que ha sido conductor por vía materna durante generaciones.
P.Pareja.com . Todos los derechos reservados . Si no puedes ver la web descarga